Consejos para empresas que buscan Community Manager

La primera vez que una empresa publica una oferta para incorporar un community manager a su equipo, muestra el verdadero grado de conocimiento, o desconocimiento, que tiene de este tipo de profesional. Y ese conocimiento, influirá en gran medida en el éxito o el fracaso de la futura colaboración.

Hace algún tiempo realicé un post para ESDEN que he querido recuperar en mi blog y actualizarlo. Mi deseo era hacerlo en positivo y buscar más los aciertos que los errores.

A continuación, algunos consejos que daría a las empresas que deciden contratar por primera vez un community manager:

community-manager-vende-moto

Se debe contratar reflexionando previamente
No se debe pensar que el contratar un Community Manager será la respuesta rápida y milagrosa para aumentar las ventas de nuestro negocio. Para empezar, se debe tener tener en claro para qué se requieren los servicios de un community manager, los objetivos y metas cuantificables que deseamos lograr con su apoyo, su papel a desempeñar en la empresa y su conexión con el resto de unidades de la organización, las herramientas que va a utilizar, entre otros.

Se puede externalizar o internalizar el servicio, pero hay que hacerlo de la manera correcta
Para realizar su trabajo correctamente un Community Manager debe nutrirse de información y por ello debe de estar en permanente contacto con la organización, participando de las reuniones para saber que es lo que está sucediendo en todo momento y tener facilidades para acceder a las personas clave dentro de la empresa. En mi opinión, una agencia funciona más como una consultora que como una ejecutora y frecuentemente la externalización del servicio mal planteada termina generando más inconvenientes que soluciones. Finalmente, independientemente de si el Community Manager trabaje desde una agencia o integrado en la organización, lo más importante a tener en cuenta es garantizar una buena comunicación que le haga más fácil llevar a cabo su trabajo y dar respuestas rápidamente.

Preparar la incorporación del Community Manager al interior de la organización
No hay que olvidar que para realizar sus tareas eficientemente es primordial que el Community Manager trabaje en colaboración con los demás miembros y departamentos de la organización. El apoyo de los demás es fundamental para dar una respuesta adecuada a las diferentes situaciones que se presentan cada día. Es importante que los demás empleados conozcan claramente el papel que el Community Manager está realizando, como deberán de actuar y establecer los canales de comunicación más adecuados para el caso. Hay que tener en cuenta que un Community Manager es el embajador digital de la marca pero sin olvidar que los demás empleados también lo son. También debemos tener en cuenta la formación interna como una importante necesidad para que el Community Manager realice su trabajo satisfactoriamente, por lo que la organización no puede dejarlo a la primera de cambio para que por su cuenta se busque la vida. El representar a la empresa requiere que la conozca claramente. En esta situación una formación adecuada le facilitará el conocer los diferentes entresijos de la empresa siendo ágil, efectivo y transparente en los imprevistos y desafíos que aparezcan.

Determinar la posición e importancia del Community Manager al interior de la organización
Frecuentemente se comete el error de no elegir de manera adecuada el lugar que ocupará el Community Manager al interior de la organización. Temas como ¿a quién reporta directamente? dependerán de la estructura organizacional. Personalmente opino que lo más idóneo es que reporte al director de comunicación o de marketing dependiendo del tipo de empresa. En todo caso deberá reportar a la persona con acceso a información privilegiada en la organización.

Permitirle la independencia que necesita
¿Qué sentido tiene contratar un Community Manager si no le vamos a permitir que piense y actúe por sí mismo? Para entablar una conversación que aporte valor y sea efectiva un Community Manager debe ser ágil, rápido, efectivo y espontáneo sin llegar a ser irreflexivo. Tendrá muchas dificultades para desarrollar estas cualidades si por ejemplo, el departamento de comunicaciones no tolera que pueda cometer equivocaciones o le exige validar cada uno de sus comentarios antes de publicarlos. Con esto no se está indicando que no es necesario revisar su trabajo posteriormente de forma regular pero no tendría sentido no darle un margen de acción.

Se recomienda elegir un candidato que combine tanto habilidades técnicas como comunicativas
En lo personal pienso que no deben descuidarse las habilidades de comunicación del Community Manager puesto que comunicar es precisamente su principal labor. Sin embargo los años de experiencia me han demostrado que es más fácil encontrar candidatos con habilidades comunicativas que con habilidades técnicas.

Ojo con el gurú
Existe gente muy válida y bien formada en medios sociales, pero también hay mucho intrusismo y algún que otro falso gurú. Por lo general, hay que desconfiar de quién se presenta como tal. Hoy todos somos “aprendices” que debemos contar con una buena base formativa y la experiencia suficiente para afrontar los retos que se nos presentan de una forma profesional.

Seguir leyendo

Errores que deberíamos evitar en LinkedIn

Se pierden muchas oportunidades en procesos de selección por errores que se podrían evitar. No soy experto en Recursos Humanos, pero los procesos de selección que he llevado a cabo en los últimos años me han confirmado esta triste realidad.

LinkedIn

10 consejos:

  • UNO.  No te registres en una oferta si no cumples los requisitos indispensables. Puede que pienses que no tienes nada que perder, o que por incumplir un requisito no pasa nada. Pero los requisitos están ahí por algo y probablemente no conseguirás otra cosa que entorpecer la labor del responsable de la selección.
  • DOS. Pon cara a tu cv. No es estrictamente necesario, cierto, pero es profesionalmente conveniente. Una foto transmite mucha información, si no la incluyes, parecerá que escondes algo, o que descuidas tu perfil. Nadie quiere ver un “huevo” en una red social. Pero ojo, una foto poco adecuada también puede hacer mucho daño a tu candidatura: recuerda que hablamos de una red social para profesionales y no de Facebook.
  • TRES. El “titular profesional” de tu perfil es tu mejor presentación. No hace falta que refleje tu último cargo y sí tu aspiración, orientación o especialización profesional. Si aspiras a ser “Community Manager” es mejor que lo digas alto y claro y no te definas como “Periodista”.
  • CUATRO. Sé coherente con tus “argumentos de venta”. Por ejemplo, si te defines como “Especialista en Social Media”, incluye los enlaces a tus perfiles en redes, tu blog, etc. Cuando menos, facilitarás el trabajo al seleccionador.
headhunter
  • CINCO. Mandar una presentación standard es peor que no hacerla.  Si la haces, explica con ejemplos concretos lo que tu experiencia anterior puede aportar al puesto. Demuestra que conoces la empresa, o que al menos la has estudiado un poco. Si además incluyes propuestas de mejora concretas, demostrarás que, cuando menos, te lo has currado.
  • SEIS. Contacta con la persona adecuada. Hazlo con quien ha publicado la oferta y se encarga de llevar a cabo el proceso, no contactes con varias personas de la empresa. Es como mandar una nota de prensa a todos los periodistas de una misma redacción.
  • SIETE. No conviertas la proactividad en “acoso”. Si te das de alta en un proceso, tu cv quedará registrado. No hace falta que lo mandes de nuevo por mail, por Twitter, por formulario, etc. Y si empleas varios canales, trata al menos de adecuar tu texto a ese canal.
  • OCHO. Demuestra que sabes lo que quieres. Si ves que una misma empresa publica 2 ofertas diferentes que requieren 2 perfiles diferentes, no te registres en ambas, parecerá que no tienes clara tu orientación laboral.
  • NUEVE. Revisa bien las bios de tus perfiles en redes sociales. Es complicado que alguien que se define como “perdido en la red” sea un candidato convincente para un puesto como “Experto en Medios Sociales”.
  • DIEZ. Cuida lo que escribes. Una falta ortográfica o una errata se pueden admitir, pero varias erratas pueden echar por tierra la exposición más brillante. Y sucede a menudo. No dejes que el corrector ortográfico haga sólo el trabajo por ti, revisa el texto varias veces y, si es necesario, pide que otra persona lo revise.

Este post se basa en mi última experiencia en LinkedIn, aunque se puede aplicar a cualquier otra web de empleo. Espero que estos sencillos consejos sirvan para evitar errores que resten las posibilidades de un candidato para optar a un puesto. Es cierto que la experiencia marca la diferencia, pero son este tipo de detalles, en apariencia tan obvios, los que determinan que un candidato siga adelante o se quede fuera en la primera fase de un proceso de selección.

Seguir leyendo